jueves, 6 de diciembre de 2007

La otra cara de Miguel Hidalgo

MIGUEL HIDALGO: LA OTRA CARA
Miguel Hidalgo padre de la patria, un gran símbolo nacional ejemplo para millones de mexicanos libertador de la opresión española y la esclavitud un personaje importante en la historia de mexico que desde de niños nos enseñan a respetar y venerar a este gran personaje, persona que a dejado una huella en la historia de mexico y universal tambien ya que es estudiado por otras culturas, símbolo mexicano que vemos en las grandes calles de mexico hoy en dia en forma de una gigantesca y monumental figura hecha de hierro situada en frente de un pàlacio de gobierno o una plaza goburnamental con una exprecion de confianza seguridad y en sus manos rompiendo las cadenas que aprisionaban a nuestros antepasados.

Pero antes de seguir hablando de eeste personaje quiero decir que en verdad admiro a esta persona y estoy de acuerdo que sea un símbolo nacional y talves de los personajes mas importantes de mexico pero quiero ser objetivo y presentar a miguel hidalgo tal y como en realidad era y ver la otra cara que no leemos en los libros pero antes hay que dar una reseña de su vida.
nació el 8 de mayo de 1753 en la hacienda de San Diego de Corralejo, en la jurisdicción de Pénjamo, de la Intendencia de Guanajuato. Fue hijo de Cristóbal Hidalgo Costilla y de Ana María Gallaga Mandarte y Villaseñor. Miguel Hidalgo se graduo de bachiller de letras curso estudios de teologia escolastica y moral obtuvo una beca para cursar estudios canonicos posteriormente se le fue concedido el subidiaconado la primera de las mayores sagradas ordenes eclesiasticas depuse recibió la potestad de celebrar la Eucaristía y absolver los pecados .. asi miguel hidalgo se convirtió en cura un hombre ejemplar y dedicado que sabia hablar latin italiano frances otomi y otras lebguas nativas de mexico.
Fue en el año de 1808 cuando Miguel Hidalgo conoció al capitán Ignacio Allende. Miguel Hidalgo e Ignacio Allende no escondían sus opiniones respecto a que la invasión napoleónica de España era motivo suficiente para que las colonias de América se independizaran, restituyéndose a la jurisdicción de la Corona cuando Fernando VII, preso en Valenca volviese al trono. En febrero de 1810 Miguel Hidalgo y Allende viajaron a Querétaro para conocer el plan revolucionario del doctor Manuel Iturriaga, cuyos términos aceptaron. El plan consistía en propagar en las principales poblaciones la inconformidad con los españoles y rechazar así mismo la idea de que la Nueva España quedara sometida a los franceses, en declararse simultáneamente por la independencia en momento oportuno, y en expulsar del país a los peninsulares, concentrando sus caudales en las cajas públicas. Los conjurados de San Miguel propusieron el 1° de diciembre como día del pronunciamiento, y nombraron al señor cura Miguel Hidalgo y Costilla como jefe, y al pueblo de San Juan de los Lagos como sitio para dar el grito de Independencia, aprovechando la concentración de 100 mil fieles que era esperada para esa fecha con motivo de las festividades de la Virgen.
En cuanto Miguel Hidalgo aceptó liderear el movimiento, compareció ante las juntas de San Miguel y Querétaro, y regresó a Dolores a fabricar hondas, machetes y lanzas, todo en secreto. En un segundo viaje a Querétaro, a principios de septiembre, enterado de que los peones y vaqueros de las haciendas de Bravo, Casas, Regil, Carranza y Sabanilla estaban ya armados y alertas para lanzarse a la lucha, y de que se contaba con un fondo de $ 72 mil, que había reunido el corregidor Domínguez, Miguel Hidalgo decidió anticipar el levantamiento para el 2 de octubre y volver a Dolores para acelerar los preparativos. El 10 de septiembre, sin embargo, la conspiración fue denunciada en Querétaro, por el capitán Joaquín Arias, y el 13, en Guanajuato, por el tambor mayor Juan Garrido. La noche del día 15 Miguel Hidalgo se enteró de estos sucesos por conducto de Juan Aldama, en presencia de Allende; mandó llamar a su hermano Mariano y a su pariente Santos Villa, y junto a otros hombres Miguel Hidalgo exclamó: "i Caballeros, somos perdidos; aquí no hay más remedio que ir a coger gachupines!".
A continuación Migual Hidalgo realizaría las primeras acciones del movimiento de independencia, las cuáles eran congregar a los vecinos comprometidos, a los padres José Gabriel Gutiérrez y Mariano Baeza, y a los operarios de los talleres. A aquellos, Miguel Hidalgo les pronunció una primera arenga luego de lo cuál libertaron a los presos y se apoderaron por sorpresa de las espadas. Después, en las horas siguientes Miguel Hidalgo y los insurgentes hicieron prisioneros a los españoles. Fue entonces cuando, a las 5 de la mañana del día 16 de Septiembre (o poco tiempo después, según otras versiones), Miguel Hidalgo hizo tocar el esquilón San José de la parroquia, llamando a misa, y desde el pórtico de la iglesia Miguel Hidalgo dirigió estas y otras palabras a la gente que acudía al llamado: "Este movimiento tiene por objeto quitar el mando a los europeos ... , que se han entregado a los franceses y quieren que corramos la misma suerte, lo cual no debemos consentir jamás. iViva la Independencia! ¡Viva la América! ¡Muera el mal gobierno!".
Por estos antecedentes miguel hidalgo fue reconocido como el padre de la patria pero la otra cara la que se murmura pero obviadas razone se dice que se murmura es la que como miguel hidalgo era criollo y los criollos mo aspiraban a grandes puestos, puestos que eran ocupados solo por peninsulares y aprovechados de manera brutal ya que este continente nuevo engendraba grandes ganacias de obtener tierras oro etc, tierra de opurtinades y esperanzas que para los españoles que eno tenian una gran vida en España como expreidiarios zapateros que ganaban muy poquito pues sevenian a la nueva España a tener lo que siempre deseaban .
Asi que los crillos no podian aspirar a mas que los peninsulares y los amigos de miguel hidalgo pues eran tambien criollos entonces esta terrible inconformidad provoca un plan de independencia y libertad que a lave utiliza las infames condiciones en las que vivian los esclavos para poder asi proclamar la independencia, , el llamado del cura Miguel Hidalgo a la rebelión en el pueblo uanajuatense de Dolores no tuvo lugar el 15 de septiembre por la noche sino el 16 en la madrugada. El festejo del grito el 15 por la noche no se estableció ino hasta que los allegados a Porfirio Díaz buscaron alagar al dictador moviendo la celebración al día de su cumpleaños.
Pero, además, Hidalgo no estaba buscando la independencia de México aquella madrugada del 16 de septiembre de 1810. La conspiración en la que él participaba no tenía como objetivo separar al virreinato de la corona española. Los insurgentes protestaban por el mal gobierno virreinal que se ejercía desde la ciudad de México y apoyaban el retorno de la corona a los Borbones, que habían sido desplazados del trono de Madrid por el usurpador José Bonaparte, impuesto por las tropas francesas de su hermano Napoleón. No fue sino mucho después que los rebeldes empezaron a albergar el plan de independizar a México de España.